Mitos en las ventanas de PVC

Las ventanas son uno de los elementos más importantes de un hogar y a partir de ellas se crean muchos mitos, muy en particular con las ventanas de PVC. Son elementos de decoración y de confort dentro de nuestro hogar. Quizás por eso, existen tantos de estos mitos circulando alrededor de las ventanas de PVC.

En este artículo vamos a ver algunos de ellos y aprovecharemos para darte trucos para decorar y trucos para el hogar en general a través de ellos.

Ventanas de PVC: 6 mitos más habituales

Qué son las ventanas de PVC

Antes de empezar, debemos dejar claro cuáles son este tipo de ventanas. El nombre PVC viene de policloruro de vinilo, un tipo de plástico de gran resistencia y usabilidad, y es el material con el que están hechas estas ventanas. Ahora sí, vamos con los mitos.

1. Son de peor calidad

Es posible que escuches en algún lugar el mito de que estas ventanas son de peor calidad que otras de otros materiales como el aluminio, pero lo cierto es que esto no es más que un mito.

Las ventanas de PVC ofrecen grandes cualidades aislantes debido a que el PVC no transfiera ni el frio ni el calor, son duraderas y suelen estar reforzadas en su interior de hierro o acero. Además son una buena idea de decoración gracias a su amplia gama de lacados y foliados. De hecho, uno de los consejos para hogar que se suele dar es precisamente utilizar este tipo de ventanas, ya que un hogar no suele tener condiciones adversas, son más económicas y tienen grandes propiedades aislantes.

Puede que te interese nuestra publicación sobre diferencias entre lacado, foliado y texturado. O nuestra publicación sobre Aluminio o PVC, ¿Cuál es mejor?.

2. Se deforman y amarillean

Otro de los mitos es que estas ventanas se deforman o se afean por el tiempo. Lo cierto es que, aunque se perciban como más frágiles, tienen una vida útil que puede llegar a los 50 años, exactamente igual que el aluminio. Creemos que es bastante tiempo como para no tomarlo como algo “frágil”.

El mito del color amarillento, cuando las ventanas son blancas, tiene que ver con el tratado del PVC que tenían las primeras ventanas fabricadas en PVC. La fabricación era importada de otros países como Alemania, con clima muy distinto a España. Hoy en día el PVC es tratado teniendo en cuenta el clima de aquí, y el efecto amarillento ya no ocurre ni tiene que ser una preocupación.

3. Son más caras

Al principio de comercializarse estas ventanas si eran más caras, pero con el tiempo, los precios se están igualando y ya no podemos decir que sea así. De hecho, si pensamos en las ventajas que tienen con respecto a otros materiales significan un ahorro.

Sí buscas una ventana corredera y únicamente funcional, entonces es mejor que decidirse por una ventana de aluminio. En cambio si buscas aislamiento o ventanas oscilobatientes para un entorno doméstico, las ventanas de PVC son una opción inteligente.

4. No hay variedad

Esta es otra de las cosas que se dicen acerca de estas ventanas, pero lo cierto es que no puede ser así, ya que existe una amplia variedad de estilos y son una idea estupenda pensando en la decoración. Insistimos en que instalar ventanas de PVC es uno de los consejos para el hogar que más podemos recomendar.

Tienes multitud de acabados diferentes que van desde el color, el tacto, formas más rectas, formas más redondeadas, diferentes grosores, marcos mas estrechos o más anchos… incluso es posible la creación de arcos en ventanas de PVC.

Como ves, la falta de variedad es otro de los mitos.

5. Son altamente inflamables

Los plásticos arden con facilidad, eso es cierto, pero esto no ocurre con este tipo de ventanas, ya que llevan tratamientos para soportar grandes temperaturas, lo que ayuda a evitar la propagación del fuego en un incendio.

No obstante vamos a hacer un inciso en este mito, es cierto que en caso de incendio, estas ventanas pueden crear gases tóxicos.

6. Son perjudiciales para la salud

Desde hace mucho tiempo, se ha venido acusando al PVC como un material con ingredientes cancerígenos y perjudiciales para la salud.

Pero los fabricantes tienen muchos controles de seguridad en ese sentido, además, el PVC es uno de los materiales más estudiados, utilizados para la fabricación de multitud de cosas distintas y mejor vigilados.

Lo cierto es que las ventanas de PVC tienen muchas ventajas de cara a cualquier hogar, son uno de los elementos para el hogar que más debemos considerar al hacer una reforma debido a su resistencia y durabilidad.

Les afecta muy poco los cambios de temperatura, no necesitan mucho mantenimiento y tienen un alto nivel de aislamiento contra el ruido. Pero es que, además, tenemos una variabilidad suficiente como para considerarlas un buen truco para decorar tu casa “jugando” bien con los colores y lugares de la casa.

Desde Mirasol esperamos que ahora tengas una idea mucho más clara de los mitos que rodean a las ventanas de PVC y de esta forma tengas más fácil la toma de decisiones al adquirir tus nuevas ventanas o reformar tu vivienda. Estaremos encantados de asesorarte y suministrarte tus ventanas perfectas. No dudes en contactar con nosotros y contarnos tus necesidades.

Puedes contactar con nosotros y solicitar presupuesto por WhatsApp, email o visitándonos en nuestra tienda-exposición en Valencia.


¿Te parece últil? Compártelo con tus conocidos


Lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00