Ventanas en aluminio o PVC, el gran dilema

Ventana en aluminio o en PVC

Una de las principales dudas que encontramos en nuestros clientes es si cambiar las ventanas en aluminio o PVC. Nosotros no vamos a entrar en cuestiones técnicas ni números para argumentar cuál es mejor o peor. Preferimos ser más prácticos y ofrecerte una pequeña guía con las diferencias que, en nuestra opinión, sería bueno que consideraras para poder decidirte mejor por una ventana de aluminio o por una de PVC.

Para que puedas tener una visión más clara de lo que más te interesa a la hora de cambiar tus ventanas vamos a dividir esta guía en diferentes secciones, y así poder decidirte entre aluminio o PVC de una forma agradable y sencilla.

Aluminio tradicional y aluminio con Rotura de Puente Térmico

Antes de adentrarse en otras explicaciones, es importante que conozcas la diferencia entre una carpintería en aluminio tradicional y una en aluminio con Rotura de Puente Térmico.

El aluminio tiene la ventaja de que es un material ligero, resistente y no se oxida, pero es un material conductor térmico, es decir, la temperatura del exterior puede ser transmitida al interior de la vivienda a través del perfil de aluminio.

La Rotura de Puente Térmico (RPT) es la solución a este problema. Consiste en separar el aluminio de la cara exterior de la ventana con el de la cara interior, colocando un material poco conductor entre las dos caras. Básicamente consiste en poner una barrera térmica entre las dos caras del perfil de la ventana, para evitar que la temperatura de la cara exterior del perfil pase a la interior.

Si te estas preguntando cuál es ese material que se coloca como barrera entre las dos caras, el más usado se llama Acrilonitrilo Butadieno Estireno (ABS), es un tipo de plástico de gran dureza y resistencia, además de no ser conductor térmico.

Podríamos decir que existen dos tipos de carpintería de aluminio, la tradicional y la RPT, siendo ésta última la recomendada si entre tus necesidades se encuentra el aislamiento térmico.

Diferencia entre Aluminio RPT y Aluminio Traicional

En la imagen superior puedes observar la diferencia entre un perfil de aluminio RPT (izquierda) y un perfil de aluminio tradicional (derecha), ambos con abertura abatible. Puedes distinguir como el perfil de la izquierda tiene un puente o barrera de ABS separando la cara interior de la exterior.

Aislamiento térmico y acústico

Si te interesa el aislamiento térmico o acústico es bueno comprender que el perfil de la ventana, sea en Aluminio RPT o en PVC, solo es la punta del iceberg de todos los elementos que componen un buen aislamiento. Entre los elementos necesarios también encontramos el tipo de abertura que tiene la ventana y el número, tipo y espesor de sus cristales.

Si estas pensando en que la ventana sea corredera tenemos que confesarte que no es la mejor opción si entre tus necesidades se encuentra que aísle de la temperatura o ruido del exterior. Aun así, puedes lograr un buen aislamiento con el acristalamiento de la ventana. En el caso que nos ocupa y por el cual seguramente estés leyendo ésto, te recomendamos que el perfil sea de aluminio por un simple motivo: el precio. Una ventana corredera en Aluminio RPT es más económica que una de PVC, al menos en la mayoría de los casos más comunes. Si no te interesa el aislamiento térmico, entonces en carpintería de aluminio tradicional también es una buena opción.

Por el contrario, si estas pensando en una ventana abatible, entonces aquí la cosa cambia un poco. Las ventanas abatibles son mucho más herméticas que las correderas, y aquí si aportan valor al conjunto para lograr un aislamiento eficiente. Si nos ponemos técnicos y hacemos pruebas de aislamiento seguramente el PVC logre mejores resultados que el aluminio en los casos más comunes. Sin embargo esos mejores resultados no son muy excesivos, por lo que tampoco debería de preocuparte mucho la diferencia. Pero hay otro aspecto que tal vez si te interese más: nuevamente es el precio. Una ventana abatible en PVC, en los casos más comunes, suele ser algo más económica que una de Aluminio RPT.

Mantenimiento y conservación de la ventana

Nos gustaría empezar este punto desmintiendo el falso mito de que una ventana en PVC blanco va adquiriendo un tono amarillento cuando es expuesta al Sol. El mito viene de que las primeras ventanas en PVC del mercado eran importadas de otros países, como Alemania, y el PVC estaba tratado teniendo en consideración el clima del país de origen, que puede ser muy diferente al de España. Desde hace muchos años la mayoría de ventanas de PVC comercializadas en España son producto nacional, y se tiene en consideración el clima de aquí en la elaboración del PVC, por lo que no ocurre ese problema. En MIRASOL solo comercializamos ventanas fabricadas en España, tanto de Aluminio como de PVC.

Con los años, más de 30 o 40, sí puede ocurrir que el color pierda parte de su brío inicial, pero esto ocurre de igual manera en una ventana de aluminio que en una de PVC.

No obstante, vamos a reconocer que una ventana de aluminio puede conservarse en mejor estado que una de PVC, ya que en aluminio es más fácil disimular o arreglar rasguños o impurezas que puedan aparecer de su uso con los años, incluso volver a pintarla. Una forma de evitar los arañazos en PVC es optando por el color blanco. Los arañazos, mas comunes en PVC que en aluminio, serán menos visibles en blanco frente a otros colores más oscuros.

Además, en caso de romperse alguna pieza de la ventana, también podría ser mas facil de conseguir y sustituir en aluminio que en PVC.

En este punto podemos deducir que si el lugar donde va a estar colocada la ventana puede ser susceptible de golpes o arañazos, es buena idea que tengas en consideración una ventana en aluminio.

Rasguño en ventana de PVC

En la imagen superior puedes observar un rasguño en una ventana de PVC.

Apariencia y estilo

El estilo es algo muy importante para muchos de nuestros clientes. Una ventana no es solo un objeto con el que iluminar y ventilar el hogar. También es un elemento de decoración con un gran abanico de colores, formas y texturas diferentes.

En ambos casos, aluminio o PVC, vas a disponer de una buena gama de colores, texturas e imitaciones madera. Pero si estás buscando algo muy inusual es bastante probable que lo encuentres antes en aluminio que en PVC. Además los colores metalizados como plata y bronce son más económicos en aluminio que en PVC.

En cuanto al estilo de la ventana, simplemente es una cuestión de gustos. En aluminio podemos encontrar formas mas minimalistas y sencillas, mientras que en PVC es común encontrar formas más redondeadas.

Diferencia de estilo entre una ventana de Aluminio y una de PVC

En la imagen superior puedes observar, a modo general, la diferencia de estilo entre una ventana de aluminio más minimalista y sencilla (izquierda) y una ventana de PVC más redondeada (derecha).

Tamaño y acristalamiento

En la mayoría de hogares domésticos una ventana o balconera en PVC no va a presentar ningún problema de acristalamiento o peso. Además los perfiles de PVC suelen estar reforzados en su interior con algún material metálico, por lo que la dureza del material no debería de preocuparte.

Si hablamos de tamaños mucho más grandes y acristalamientos con mucho espesor y cantidad de vidrios es más recomendable optar por un buen perfil de aluminio, al ser más resistente al peso y disponer de más opciones de acristalamiento, es decir, más número de vidrios y con mayor espesor.

En este punto podemos deducir que un perfil de aluminio puede soprotar mejor el peso de un gran acristalamiento, pero no es algo que deba de preocupar en la mayoria de hogares domésticos.

Conclusiones finales

Cada caso es particular y depende de las necesidades, gustos y presupuesto que dispongas. Pero vamos a intentar ser un poco atrevidos y exponerte nuestra opinión más sincera.

En hogares domésticos en los que se quiera instalar ventanas abatibles y cuenten con presupuestos ajustados, optar por ventanas de PVC va a ser una decisión inteligente. Dado su precio asequible y las buenas propiedades aislantes que tiene el PVC. Si por el contrario se esta más interesado en ventanas correderas o tienes interés en determinado color o estilo, entonces las ventanas de aluminio son una opción a tener en consideración.

Amplia gama de colores para aluminio o PVC

Si en cambio el entorno va a ser más profesional, como pueden ser locales comerciales, oficinas u hoteles, y además se dispone de un mayor presupuesto, las ventanas o cerramientos de aluminio pueden ofrecer un mayor rango de posibilidades de decoración, tamaño, seriedad y acristalamiento.

Los aspectos más importantes del aluminio son:

  • Más recomendable en correderas.
  • Mayor tamaño y acristalamiento.
  • Opción de RPT, o tradicional más económica.
  • Mejor conservación.
  • Posibilidad de formas mas personalizadas o complejas.
  • Robustez y seriedad en entornos profesionales.
  • Colores metalizados más económicos y realistas.
  • Estilo minimalista y elegante.

Los aspectos más importantes del PVC son:

  • Más recomendable en abatibles.
  • Gran aislamiento térmico.
  • Precio.
  • Ideal para entornos domésticos.
  • Estilo redondeado y casual.

Por último nos gustaría comentar que la decisión final depende ti, nosotros solo hemos querido darte unas pautas y recomendaciones prácticas. Puedes consultar nuestras Ventanas de PVC y nuestras Ventanas de Aluminio, o consultarnos directamente por email, WhatsApp, teléfono o visitandonos en tienda.

Te recomendamos leer nuestra publicación sobre cuáles son las ventajas del cambio de ventanas.

Desde MIRASOL esperamos que esta pequeña guía te haya servido de ayuda.


¿Te parece últil? Compártelo con tus conocidos


Lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00