Dudas con la instalación de ventanas

¿Qué es eso de la instalación de ventanas sin obra?

Esa es una de las tantas dudas que nos consultan nuestros clientes en nuestra tienda en Valencia. Y es que cuando decides a cambiar las ventanas de tu vivienda no solo tienes que elegir que tipo de ventanas quieres comprar, también tienes que decidir la forma en la que van a ser instaladas.

Tipos de instalación de ventanas

La forma más adecuada de instalar las ventanas depende del modelo o sistema de ventanas que hayas elegido, del lugar donde van a ser instaladas y del grado de implicación que quieres tener con la pequeña reforma.

En este artículo queremos ayudarte a conocer mejor las técnicas más comunes que se usan en la instalación de ventanas nuevas, para que puedas decidir mejor la forma que más te conviene a la hora de instalar tus nuevas ventanas.

Realmente puedes hacer una instalación de ventanas de varias maneras, pero hay tres tipos que son los más recomendados, correctos y empleados en las reformas. Te los explicamos a continuación.

Instalación con premarco

La instalación de ventanas con premarco consiste en que se instala un marco de aluminio en el hueco de la pared donde irá la ventana, de forma que a la hora de instalar la ventana solo habrá que atornillarla en el premarco.

Este tipo de instalación es muy habitual en las obras nuevas, ya que permite poder avanzar en la obra sin colocar las ventanas y evitar que éstas puedan ensuciarse o perjudicarse durante el transcurso de la obra. También es interesante de considerar cuando se esta elaborando una reforma grande o integral, y la ventana puede tardar en fabricarse por ser un color o forma unusual, así el tiempo de fabricación de la ventana no supondrá un invonceniente al resto de la reforma.

Los premarcos suelen tener un precio adicional.

El resultado es estético aunque en algunos casos es recomendable emplear solapes o tapajuntas para tener un resultado más bonito. La ventana quedará bien instalada con un resultado limpio y correcto.

Una ventaja de este sistema es que resulta mucho más cómodo cambiar la ventana en un futuro, ya que solo habrá que atornillar la nueva en el premarco de la antigua.

Instalación con obra

Se trata de una instalación de ventanas que implica un poco más de dedicación e implicación, ya que es necesario quitar totalmente la ventana que está instalada y colocar la nueva mediante obra. Este tipo de instalación requiere tocar la pared y genera más trabajo, además levanta más suciedad que posteriormente hay que limpiar. Una vez instalada la nueva ventana es recomendable lucir y pintar la pared.

Tipos de instalación de ventanas

Esta opción es adecuada para cambiar tus ventanas cuando se va a hacer una reforma importante, cuando se tienen los recursos y el tiempo, y cuando se quiere un resultado lo más optimo posible. Desde MIRASOL recomendamos este tipo de instalación siempre, los resultados son mucho más estéticos y óptimos.

Hay que tener en cuenta, que en algunos casos hay que pedir permiso a la comunidad de vecinos o ayuntamiento antes de iniciar cualquier obra.

Te recomendamos leer nuestra publicación sobre cómo limpiar después de una reforma.

Instalación sin obra

La tercera opción en la instalación de ventanas es la opción que comúnmente se llama “sin obra”. Este tipo de instalación implica que la nueva ventana se instala directamente sobre el marco de la anterior ventana, atornillándola a éste. Es una forma rápida y sin levantar polvo de tener una nueva ventana, pero tiene la limitación de que hace que finalmente el resultado no sea tan bueno estéticamente ni óptimo.

Este tipo de instalación de ventanas suele tener un marco más ancho al tener un solape o tapajuntas que oculte el marco de la ventana antigua. Ademas tienes menos margen para las hojas de las ventanas, por lo tanto tendrás unas ventanas con unos centímetros menos de luz.

El beneficio de este tipo de instalación es la rapidez, lo poco que se ensucia en la instalación y que no se toca la pared. Este tipo de instalación de ventanas es muy usado en cocinas o baños, porque conlleva no tener que tocar los azulejos de la pared y, aunque con un marco mas ancho, lo estético y limpio de su resultado final.

Conclusiones finales

Estos son los tres sistemas más habituales de instalación de ventanas que se suelen usar. Optar por un sistema u otro dependerá de muchos factores diferentes, de la antigüedad de la vivienda, pared e implicación en la reforma.

Todas las opciones dan un buen resultado con sus matices. No obstante, siempre puedes consultarnos sobre cuál es, en tu caso particular, la mejor forma de instalar tus nuevas ventanas. Estamos seguros de que sabrás elegir la mejor solución para tu vivienda al cambiar las ventanas.

Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros y solicitarnos presupuesto sin compromiso por email, WhatsApp, o visitándonos en nuestra tienda-exposición en Valencia.


¿Te parece últil? Compártelo con tus conocidos


Lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00