Lacado, texturado y foliado

En la actualidad, los materiales más utilizados en perfiles de ventanas son el aluminio y el PVC. Estamos acostumbrados a asociar el color plateado a las ventanas de aluminio, y el color blanco a las ventanas de PVC. Esto es el resultado de la combinación de varios factores, como pueden ser las tendencias de construcción, los costes y los procesos de fabricación. Esta tendencia no es una norma inflexible ni mucho menos, es más, lo cierto es que tienes disponible una amplia gama de colores y acabados al renovar tus ventanas.

Tanto en aluminio como en PVC se pueden realizar procesos de lacado, texturado y foliado, para ofrecerte una gran variedad de colores, brillos y texturas.

Diferencias entre lacado, foliado y texturado

En Ventanas Mirasol vamos a descubrir las diferencias entre esos procesos de acabado, tendrás todo más claro a medida que entremos en detalle con cada uno de ellos.

Con todo, nos gustaría aclarar que estos procesos garantizan una alta durabilidad del acabado del perfil de cualquier ventana, ante factores ambientales y manipulación.

Lacado

El proceso de lacado se aplica sobre todo a los perfiles de ventanas de aluminio, pero en ventanas de PVC también se utiliza. Con este proceso se puede obtener una amplísima variedad de colores, tonos y una gran durabilidad del acabado.

En el lacado, para obtener la máxima adherencia, se utiliza un procedimiento industrial electrostático. La pintura es pulverizada y adquiere una carga eléctrica positiva, mientras que al aluminio o PVC se le aplica una carga eléctrica negativa.

Diferencias entre lacado, foliado y texturado

De esta forma, la pintura no solo se adhiere fuertemente, sino que también se obtiene una capa muy uniforme en toda la superficie del metal, aunque el perfil de ventana tenga relieves, cámaras y canales de difícil acceso. Finalmente, la pintura del perfil se seca metiendo el mismo en un horno.

El lacado se combina también con un proceso previo de anodizado en el perfil de aluminio, para obtener la máxima resistencia a la abrasión y corrosión.

El anodizado del perfil de aluminio consiste en la formación de una capa protectora de óxido de aluminio, aplicando al perfil un tratamiento electrolítico, mientras está sumergido en una solución de ácido sulfúrico.

De esta forma, la pintura se adhiere con más fuerza, aprovechando la porosidad de la capa de óxido de aluminio anodizado.

Foliado

La técnica del foliado es la que permite darle color y textura de una forma encilla y duradera a los perfiles de PVC.

El foliado consiste en aplicar una lámina coloreada al perfil de PVC, utilizando pegamento especial a una temperatura adecuada. Este procedimiento asegura una alta adherencia y durabilidad. Por lo que no tienes que preocuparte de que pueda despegarse por el paso del tiempo o la calor, ya que no va a suceder.

En cuanto a la calidad de la apariencia de este acabado, podemos decirte que muchas veces es difícil a simple vista saber que el perfil que estás mirando no es de aluminio ni de madera, sino que en realidad es de PVC.

Puedes encontrar perfiles de PVC con foliado a una cara, a dos caras y a tres caras.

El foliado a una cara es el que se aplica a una cara de la ventana, normalmente en la exterior para cumplir con la estética de la fachada

Por otra parte, el foliado a dos caras permite mostrar un color en la parte externa del perfil de una ventana y otro color en la parte interna.

Por último, el foliado a tres caras permite adicionalmente un tercer color, solamente para el galce de los perfiles del marco y de la hoja de la ventana. El galce es el canto interno de los perfiles de la ventana, normalmente solo es visible al abrir la ventana.

Diferencias entre lacado, foliado y texturado

En la imagen superior puedes ver un perfil de PVC con foliado a dos caras roble. Puedes ver que todo el perfil esta foliado meno el galce, que es negro. Puedes observarlo tanto en el canto interior del marco, como de la hoja. Si el galce también estuviera foliado sería a 3 caras.

Texturado

El proceso de texturado de los perfiles permite crear un acabado tanto visual como al tacto. Puede ser un acabado liso, granular, poroso, ondulado, de patrones geométricos, etc.

El texturado puede ser creado utilizando pintura en el proceso de lacado, o real, aplicando procesos de manipulación físicos en el perfil. Cuando el perfil es de PVC, el texturado también se puede incluir mediante la técnica de foliado.

Desde Mirasol esperamos que ahora tengas una idea mucho más clara de como funcionan los acabados en las ventanas, y de esta forma tengas más fácil la toma de decisiones al adquirir tus nuevas ventanas.Estaremos encantados de asesorarte y suministrarte tus ventanas perfectas. No dudes en contactar con nosotros y contarnos tus necesidades.

Puedes contactar con nosotros y solicitar presupuesto por WhatsApp, email o visitándonos en nuestra tienda-exposición en Valencia.


¿Te parece últil? Compártelo con tus conocidos


Lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00