Te contamos 5 indicadores para renovar ventanas

El momento de renovar ventanas es una de las dudas que seguramente te han surgido en más de una ocasión. Las ventanas cubren una necesidad muy importante en cada vivienda u oficina y es importante que se mantengan en perfectas condiciones.

Gracias a las ventanas puedes mantener la habitación a una temperatura estable, insonorizada y aislada de temperaturas externas. Con el paso del tiempo las ventanas PVC y las ventanas de aluminio pueden acaban deteriorándose y requieren de un mantenimiento o incluso de una sustitución.

¿Cuándo se debe renovar ventanas? 5 claves

Cuando te planteas hacer reformas una de las primeras cuestiones que te planteas es sobre si debes renovar ventanas o mantener las que tienes. En este artículo te damos 5 indicadores a valorar para saber si renovar ventanas o no hacerlo.

1. Deterioro del perfil

Uno de los factores que deben hacerte pensar que ha llegado el momento de afrontar la renovación de tus ventanas es cuando notas que se ha deteriorado el perfil. El perfil puede deteriorarse por golpes, por alguna deformación, etc. y será un indicador de que hay que renovar ventanas.

Si el perfil es de aluminio tradicional y notas que las ventanas transmiten mucha calor en los momentos de mayor Sol, es buena idea valorar si renovar las ventanas por unas de aluminio con rotura de puente térmico, o incluso unas de PVC.

En esta publicación puedes encontrar más información sobre las diferencias entre un perfil de aluminio y uno de PVC.: Ventanas en Aluminio o PVC, ¿Cuál es mejor?.

Si tus ventanas son de madera, entonces deberías de considerar seriamente renovarlas.

2. Cierres defectuosos

También puede ocurrir que el cierre de la ventana esté defectuoso y la ventana no cierre bien, ya sea corredera o batiente, o no sea todo lo estanco que debería. Si tus ventanas no cierran bien es un indicativo serio a tener en cuenta para una sustitución de las ventanas.

Un cierre que no funciona bien puede hacer que nuestra vivienda no esté bien aislada, haciendo que nuestros aparatos de aire acondicionado o calefacción tengan que funcionar a mayor potencia, por lo tanto perdiendo eficiencia energética.

3. Cambio de estilo

También puede que queramos renovar ventanas porque hemos decidido hacer una reforma de la casa y hayamos elegido un nuevo estilo para la decoración. Las ventanas ocupan un lugar importante y, por ello, tenemos que intentar que se integren perfectamente en la nueva decoración de nuestro hogar.

Puedes aprovechar la renovación de las ventanas para cambiar la forma, textura y color de tus ventanas. Además puedes aprovechar el cambio de estilo para también ganar en seguridad y aislamiento térmico o acústico.

4. Antigüedad del edificio

En algunos casos puede que la ventana esté deformada debido a cambios en la estructura del edificio o problemas como la presiencia de grietas asociados a edificios muy antiguos. Esto hará que renovar ventanas sea una necesidad para nuestra vivienda.

Si tu vivienda tiene mucha antigüedad y notas que la fachada esta muy deteriorada, es recomendable que consultes con un profesional.

5. Temperatura o ruido

Si notas que en tu vivienda sufres demasiado frio o calor, o los ruidos del exterior son demasiado molestos, es otro indicador de que tal vez tengas que renovar las ventanas.

Unas buenas ventanas aislantes, sobre todo si son oscilobatientes, con un acristalamiento optimo, ayudaran a que tu hogar sea un entorno mucho más confortable.

Conclusiones finales

Estos son algunos de los motivos que pueden llevarnos a sustituir las ventanas de nuestra vivienda. No obstante, no debes olvidar que la necesidad de renovar ventanas puede depender de más factores.

Siempre habrá que considerar además del deterioro, nuestras preferencias en cuanto a diseño y estilo. En algunas viviendas puedes tener ventana PVC y necesitar cambiar por ventanas de aluminio o viceversa. También puede que quieras cambiar los materiales de tus ventanas o que se haya roto un cristal y prefieras cambiarlas por unas ventanas de doble acristalamiento.

En cualquier caso, el aspecto económico también influirá de forma importante en el momento y cómo realizas esta renovación. Ten presente que, si has decidido realizar reformas en casa de manera integral, la sustitución de las ventanas es casi obligado, ya que así podrás encajarlas perfectamente en la nueva decoración y evitar que más adelante tengas que verte en la obligación de reemplazarlas.

Recuerda que en MIRASOL estaremos encantados de asesorarte y presupuestar la mejor opción para tus necesidades.


¿Te parece últil? Compártelo con tus conocidos


Lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00