Una buena planificación es la clave al cambiar las ventanas

Cambiar las ventanas de casa es una necesidad que surge con el paso del tiempo. La función que las ventanas desarrollan en la vivienda es siempre importante ya que no solo aportan luz a las habitaciones, sino que también ejercen una función de aislamiento del exterior tanto del frío, calor u otras inclemencias como el ruido.

Cuando queremos reformar una vivienda uno de los primeros aspectos que consideremos es cambiar las ventanas. Hoy en día podemos encontrar muchos modelos y sistemas de ventanas para elegir. Por ello, tomar la decisión de cambiar las ventanas conlleva también saber elegir las más adecuadas para nuestra vivienda.

disfrutar de tus nuevas ventanas sin molestias ni imprevistos

Te vamos a contar a continuación los 5 errores más comunes que debes evitar cuando vas a cambiar las ventanas. Ten la tranquilidad de disfrutar de tus nuevas ventanas sin molestias ni imprevistos.

1. No elegir bien el momento de colocación

Al hacer una reforma del hogar es habitual que cambiar las ventanas sea uno de los cambios que hagas. Sin embargo, es importante que elijas bien el momento en el que hacerlo. Si la reforma es integral podrás planificarlo de forma adecuada, pero si vas a aprovechar una reforma menor o simplemente vas a cambiar las ventanas debes elegir el momento más adecuado para que el resultado sea óptimo.

Ten en cuenta que una vez instaladas las nuevas ventanas, según el caso tendrás que pintar y perfilar la pared en la zona de la instalación, es recomendable que si vas a pintar lo hagas después. O si vas a cambiar los azulejos del cuarto de baño o cocina sería recomendable que primero colocaras tus nuevas ventanas, para despues evitar problemas con el azulejo.

Por eso mismo planifica bien el momento de colocar tus nuevas ventanas, sobre todo si puede interferir con otros elementos de la reforma.

2. No elegir de forma adecuada el vidrio de tu nueva ventana

El vidrio es uno de los elementos más importantes de cualquier ventana. No sirve de nada elegir una ventana de aluminio o PVC sino elegimos adecuadamente el vidrio. Gracias a la calidad del vidrio podemos conseguir más aislamiento acústico, término y mejor durabilidad de la ventana.

Por lo tanto no te centres solo en que sea una ventana de aluminio o de PVC, del tipo de abertura que tenga, o de su color y apariencia. Consulta sobre el acristalamiento de la ventana e infórmate de su grosor, cualidades aislantes y seguridad.

También existen vidrios translucidos, dejan pasar la luz del exterior a la habitación pero impiden que se vea a través de ellos. Estos vidrios son recomendables en lugares donde enfrente de la ventana hay otra ventana de un vecino, o en cuartos de baño.

Desde Ventanas MIRASOL estaremos encantados de escucharte y ofrecerte el acristalamiento más optimo para tus necesidades.

3. No elegir el modelo adecuado en cada caso

Un aspecto importante es elegir el modelo de ventana apropiado para tu hogar. No son los mismo las ventanas de aluminio, ventana de PVC, ventanas correderas o ventanas oscilobatientes. En función del entorno es mejor elegir unas ventanas u otras.

Si tu hogar tiene habitaciones pequeñas, tal vez sea más recomendable ventanas correderas para evitar que al abrirlas interfieran con muebles o estructuras que también tengas en la habitación. O en el caso de ventanas oscilobatientes puedes considerar, si las dimensiones de la ventana son pequeñas, utilizar 1 hoja en vez de 2 hojas como es más común encontrar.

Existen otros modelos de ventanas, como las pivotantes, que son menos conocidas pero son muy útiles en habitaciones pequeñas con necesidad de una ventilación eficaz, como pueden ser cuartos de baño.

Ventana en PVC madera con barrotillos

También es bueno considerar otros aspectos menos técnicos, como usar barrotillos, colores u otras decoraciones en las ventanas, si ello va a aportar un valor añadido al estilo de tu hogar.

4. No sustituir el cajón de las ventanas

En común que en tus ventanas también tengas una persiana. El cajón de la persiana tiene que complementarse con la misma calidad que la ventana. De lo contrario podrás encontrarte con el problema de que acabes teniendo pérdidas de temperatura y poco aislamiento. Incluso que poco tiempo después, con tu nueva ventana ya colocada, te veas en la necesidad de cambiar la persiana por una avería de ésta.

Muchas veces se considera la opción de no sustituir la persiana para racionar en costes. Esto nunca es una buena opción. Lo recomendable es cambiar la ventana, persiana y cajón de la persiana al mismo tiempo.

5. No planificar el instalador de la ventana

Un error que no debes cometer es solicitar una ventana sin saber quién y cuándo te la va a colocar.

No es fundamental que la empresa que te provea la ventana te haga también la instalación. Puedes localizar el albañil o reformista que más te guste y se acomode a tus necesidades. Sin embargo es recomendable que la misma empresa que te provee de la ventana te haga la instalación. De esta forma ahorrarás tiempo, esfuerzo y costes, además de la tranquilidad de que la instalación es la más adecuada al modelo de ventana elegido.

Conclusiones finales

Lo que te hemos contado son algunos de los aspectos más destacados que tienes que considerar al cambiar las ventanas para no equivocarte. No obstante, es también importante que en el proceso de toma de decisión no solo analices el coste de la nueva ventana de PVC o aluminio, sino que consideres otros aspectos como la calidad de los materiales o la profesionalidad de la empresa que las ofrece.

Esperamos que te haya servido de ayuda este artículo y recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros por email, teléfono, WhatsApp o visitándonos en nuestra tienda-exposición en Valencia. Desde Ventanas MIRASOL siempre estaremos encantos de escuchar tus ideas y necesidades para poder asesorarte con lo que más necesites.


¿Te parece últil? Compártelo con tus conocidos


Lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00